El marco geográfico





realacademiatoledo.es



Villarrubia de Santiago se localiza en la Mesa o meseta de Ocaña, al noreste de la provincia de Toledo, limitando con la de Madrid. Su término está a caballo del Tajo, aunque la mayor parte se sitúa al sur de este río. La parte norte del término perteneció a la Encomienda de Biedma, pero al integrarse en Villarrubia su término pasa a este municipio.

Limita al Norte con los términos municipales de Colmenar de Oreja y Villarejo de Salvanes, cuyo punto divisorio se conoce con el nombre de "POCILLO VILLA"; al Este con el de Santa Cruz de la Zarza; al Sur con los de Villatobas y Ocaña y al Oeste con los de Noblejas y Colmenar de Oreja, siendo su punto divisorio el llamado "BARRANCO DEL INFIERNO".

La configuración de sus tierras es llana, la propia de la Meseta, con ligeras elevaciones en la parte septentrional.

Su extensión superficial es de 155,60 km2., la altitud media oscila
entre los 800 m. al sur y los 600 al norte: La villa se localiza a 754 m.
de altitud. La población de mayor altitud dentro esta comarca de La
Mesa es Santa Cruz de la Zarza, con 790 m., la de menor es Villasequilla
con 521 m.


Las entidades de población que componen el municipio el año 1930
son las siguientes: Artiñuelas, Biedma, Castellar (El), Cuesta Blanca (La),
Puente del Tajo (El), San Bartolomé, Valdajos, Vallejo Moral, Estación
(La) y Vayuncar, con una población de 4, 39, 2, 2, 47, 40, 22, 3, 9 y 9
hbts. respectivamente. En esas diez entidades, tres son casa de labor,
dos de recreo, una de guarda, otra de pastores, la ermita, la estación del
ferrocarril y un caserío.


Aunque se trata de una meseta, al sur del Tajo se dan las principales
alturas, he aquí algunas: Platas (vértice de 723 m.), Doña Clara (721
m.), Cabaña, la cota más alta con 776 m.


Existen algunos valles que recoge la toponimia: Valdehiguera,
Valdajos, Valdejuelos, Valdelaguía, Vallejo del Moral.

El río Tajo describe al paso por nuestro término varios bucles que
forman verdaderos meandros, sobre los que se asientan las más antiguas
poblaciones o caseríos, de los que más adelante hablaremos. Los
afluentes que le llegan por el norte son: Arroyo de las Antiñuelas, de
Balserón, de la Cañada de los Charquillos. Por el sur afluyen los arroyos
de la Victoria, de Valdejuelos, del Alamo, de Barantolín, de Valdevillarrubia
al que llegan el Barranco de Valdelaguía, el arroyo de las
Calderuelas. Hemos visto algunos hidrónimos: Artiñuela pudiera sígnificar
"tierra rozada o labrada", Calderuelas parece derivarse de caldas que
significa "aguas termales", de ser así, este nombre se emplea ya en
época romana para señalar esta clase de manantiales.

El Tajo se salva por puentes de los que hay dos referencias a Puente
de Villarrubia, también hay una Casa de la Barca, testimonio del empleo
de este medio para cruzarle.

En nuestros suelos se explotan yesares, calizas y las salinas, de todo
ello quedan testimonios, tales: Cuesta Blanca, Malbares, Casa Blanca,
Casa de las Salinas, de la que se conservan ruinas. En este caso no
debemos olvidar que ya se explotaban por parte del rey, esto es, por la
Hacienda Pública, una "salma de piedra" o sal gema, en el término de
Biedma. Hoy se explotan las mismas de sosa, situadas al sur de un bucle del Tajo.
Se conocían de antiguo y se obtenía algún beneficio,
pero la explotación racional se inicia en 1947;
se extrae la threnardita y en más pequeña proporción la gluberita. Este
sulfato sódico se emplea en detergentes y en cristalería.



No hay comentarios:

Publicar un comentario