Prólogo




Al comienzo de cualquier libro, podremos encontrar un prólogo. Ese texto que le sirve al autor para justificar el haber compuesto la obra y al lector para orientarse en la lectura o disfrutar de la misma.

Es de esperar preguntas como: ¿Por qué un prólogo para un blog? ¿Por qué ahora, después de cerca del centenar de artículos?, y la respuesta podría ser ¿y por qué no?



Hace tiempo que comenzó a parecerme interesante dejar constancia de mis intenciones con este blog, reflejándolas de una forma escrita. Además creo que después de haber alcanzado las 30.000 entradas a artículos, podría ser un momento idóneo para hacerlo.

Nadie es profeta en su tierra, ni yo pretendo presentar como propios los pedazos históricos ya contenidos en diferentes fuentes escritas.

Mi principal intención, desde un principio, es dejar al alcance de toda aquella persona interesada, ya sea por simple curiosidad o por necesidad, toda la información que poco a poco tenga posibilidad y suerte de ir recopilando, con opción de mostrar a nuestros jóvenes conocimientos que ayudarán a valorar las costumbres, personajes, sucesos, arquitectura….. y aumentar nuestro orgullo hacia nuestro pueblo, si cabe.

El origen de la información recogida es diverso: textos e imágenes extraídos de los libros de fiestas patronales, libros con referencias al municipio, internet, etc, siendo el resultado de algunos artículos una unión o suma de información de distintas fuentes, siendo mi mayor ilusión y entretenimiento, en el mismo porcentaje, el “zambullirme” en libros de historia y localizar referencias a nuestra Villa.

Mi segunda intención es “abrir los ojos” y despertar la necesidad de mantener no solo los recuerdos, sino poner todo el interés y todos los medios posibles en mantener y cuidar toda la herencia física, ya sea monumental, bibliográfica, material, etc, utilizando todos los medios a nuestro alcance para su preservado y restauración.

Agradezco particularmente a todas aquellas personas que, en el paso de los años, han colaborado en dejar plasmada de distintas maneras, las tradiciones, recuerdos, imágenes e historia en resumen de Villarrubia de Santiago. Aunque sinceramente son muchas, dirijo mi recuerdo y gratitud principal hacia Manuel Fernández Nieto y Jesús Pino Garrobo, debido a su gran y sanamente envidiada labor de investigación y reunión de información tal cronistas.

De todos es conocida la bonita labor personal de algunos vecinos de nuestra villa, los cuales han llegado a reunir ellos mismos auténticos museos, como no recordando especialmente a Leoncio Guijaro. Pero debe ser obligación de nuestras administraciones (locales, provinciales, diputaciones, etc), el mantener y cuidar toda nuestra historia y legado. Dentro de lo cual podría incluirse, por qué no, proteger y cuidar nuestro medio ambiente, arboledas, arroyos, fuentes, caminos, fauna, etc.


Me gustaría que llegara un día en que Villarrubia de Santiago, con más de 800 años de historia, tenga su propio edificio museo público o centro de interpretación. Me gustaría  que llegara un día en que Villarrubia de Santiago, con su Museo, Iglesia, Plaza Mayor, Ermita, Cuevas, Minas, Fuentes, Cárcavas, Riscos y Montes, Yacimientos Arqueológicos, Puentes, Plaza de Toros, Hoteles y Casas rurales, Fiestas y Tradiciones…., sea un lugar con mayor atractivo e interés turístico.

Esto, por otro lado, podría ser una opción más de apoyo de futuro para nuestro municipio.  Vemos muy a menudo y conocemos muchos municipios que con el apoyo y buen hacer de los responsables de su gestión, se reciclan o buscan caminos opcionales de ofrecer trabajo y progreso. Es decir, buscar apoyo a la subsistencia del municipio, no solo atraer la importante industria para la necesaria oferta de trabajo a los jóvenes y futuras familias, también apoyar a la agricultura autóctona y como digo sacar partido a las posibilidades de oferta de ocio turísticas que atraiga nuestro pueblo. Siempre con la vista fijada en esa generación de trabajo local y prosperidad para que la historia de Villarrubia de Santiago continúe escribiéndose rica en el paso del tiempo.

Por último, quiero anotar que estaré muy agradecido a toda persona que quiera colaborar con información relativa. Ya sea aportando textos, fotografías, corrección de errores, recuerdos, o simples comentarios. Gracias de antemano.

Gonzalo Monzón Rodríguez


Sentimos verda­dera debilidad por las cosas antiguas, por los detalles, por la histo­ria que forman parte de nuestras vidas, de nuestros sentimientos de los aconteceres que no llegamos a vivir pero que sí lo hicieron otras personas que fueron dejándose en el camino jirones de su vitalidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario